Alberto y Yoli, Yoli y Alberto y… Martín

Se aprecia la transparencia, la naturalidad, la sabiduría y el alma… Se miran y se sonríen, se traspasan, y a través de la piel te llegan y te llenan, y le llegan a él. Un reflejo de lo que surge, de lo que despierta cuando todo fluye y la vida camina natural por un espacio de luz pura.

Una suerte estar presentes, y podernos hacer hueco sin molestar, sin alterar su entorno ni obstaculizar el paso de su sonrisa, y así formar parte de su fábrica de recuerdos recién hechos, de su baúl de momentos para Martín, para cuando sea tan grande como ellos, para que no le falten sonrisas.

Eterno agradecimiento a su entrega, su persona, su dulzura y atrevimiento. Maravillosa pareja, maravillosos padres y amigos.

 

Leave a reply

Your email address will not be published.